Monteando en Castellar

Este es el espacio para los amantes de la caza en general y de la montería en particular, donde participan la familia y amigos del grupo de los Piques, monteros viejos y jovenes capitaneados magistralmente por el Tito Paco y el Tito Vicen.
Conócenos y entra a formar parte de nuestra familia.

lunes, 27 de octubre de 2014

Con retraso



Con algo de retraso, comentamos las primeras monterías de la temporada.
Comenzamos el fin de semana con una acampada el viernes 10 de octubre, en la Mina, justo al lado de esa mole de piedra y monte que es Piedra Hierro. Antes habíamos visitado varios comederos con el guarda, viendo las reses, destacando varios venados, uno de ellos que estaba alambreando en Palanco. Saludos, cena, copas y más copas hasta casi el amanecer, escuchando la berrea de Piedra Hierro, Cerro del Toro y Chozas desde la misma acampada.
 Después del desayuno, procedemos al sorteo de los 5 puestos del grupo de la mancha El Carrizo-La Ballestera, del 15 al 19 de la armada del Campo de las Avionetas, buenas posturas de huida de las reses hacia Navalacedra y Palanco antes. Ahora con la alambrada creemos que no.
Por error del postor, nos pegamos un buen tute de andar hasta las posturas, cuando los coches pueden llegar perfectamente a los puestos. 19 Toni, 18, Juan Carlos, 17 nosotros, 16 Manolo y 15 Vicente.  Mucha calor, buen trabajo de los perros a primera hora y poco más. El único venado lo tiro Juan Ángel, que venía alambreando rio arriba junto a Navalacedra. Un 9 puntas bonito, después de tres tiros y dos impactos. Estas balas Gecobrus no dan mal resultado y sobre todo el primer venado de la temporada. En total unos 15 venados y 5 muflones.
Noche de tormenta y fuerte viento que hizo que no pegásemos ojo en toda la noche, pero al día siguiente monteábamos Víboras, con dos puestos de la armada del Rio y tres de la traviesa del Carril. Vicen y Manolo se fueron a la armada, Toni al 10, Juan Carlos al 11 y nosotros al 12 de la traviesa del Carril. En teoría los mejores puestos, pero no vimos nada, Juan Carlos tiró un venadete y Toni un cochino pero no hicieron carne. Si destacamos algo del día fue el arroz que nos preparó Luisa, porque de lo demás…
Lo verdaderamente importante es el reencuentro con los amigos, el buen fin de semana que pasamos en la acampada, el disfrutar de una afición compartida, o simplemente, estar en familia.

2 comentarios:

  1. Me alegra volver a leer en este blog.

    Espero volver a leer nuevas jornadas.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Monteros del Jandula, grupo de Doña Eva, Sierra del Oro, o con quien sea, de compañeros de puesto o de vecinos, todo un lujo, Montear con Padre e hijo, Juanu y Juan Angel.

      Un fuerte abrazo.
      Antonio Calabrús.

      Eliminar